Entrevista a Luis Alfonso Gámez

Justo hoy me encuentro con la noticia de que desaparece Magonia. Hace escasos días entrevisté a su autor como parte de un trabajo de la carrera. Por si alguien tiene más curiosidad ahora que el blog parece morir (al menos con los músicos pasa eso), aquí tenéis la entrevista. Hasta donde yo sé, ésta es la última entrevista a Luis Alfonso Gámez con Magonia, el primer gran blog escéptico que ha habido en España, a pleno funcionamiento. Fuen un honor.

Luis Alfonso Gamez

Luis Alfonso Gamez

Luis Alfonso Gámez dirige la sección de ciencia de El Correo Vasco, entre otros proyectos dedicados a la divulgación científica.

Igual que uno de sus ídolos, Carl Sagan, después de haber pasado una juventud buscando ovnis se sintió estafado por los ufólogos y desde entonces mantiene una cruzada contra todo lo relacionado con las pseudociencias. Desde hace más de diez años mantiene el blog Magonia, lo que le ha procurado una importante visibilidad a nivel nacional y más de una polémica. Especialmente crítico se muestra con el tratamiento que hacen algunos medios de comunicación.

¿Puede definirme eso que usted llama el periodismo gilipollas?

No te creas que yo mismo no le doy vueltas. Es muy difícil, yo lo uso para hablar del periodismo que se traga cualquier historia sin el más mínimo pensamiento crítico. Por ejemplo el que habla de que hay muertes masivas de peces y aves y de que eso podría ser una señal del fin del mundo. Y lo hacen sin preocuparse de comprobar que en la naturaleza es normal que se den muertes masivas de animales por algún motivo.

O ese periodismo que se sorprende de las casualidades que nos pasan a todos en nuestra vida cotidiana y lo mezclan con los fenómenos paranormales. También está el periodismo que da la noticia de que hay un cadáver extraterrestre en la tierra pero no se pregunta por qué la noticia la da un don nadie pero no la NASA.

Básicamente, es un periodismo que no busca la verdad. No busca la explicación que hay detrás de la noticia, sino vender el misterio sin buscarle una explicación.

Te pongo un ejemplo con una cosa que estoy escribiendo hoy mismo. Un titular que dice que Jesús fue crucificado con un método más doloroso que el normal. La supuesta explicación es que científicos han encontrado en la Sábana Santa pruebas de esto. Pero si la Sábana Santa es una falsificación medieval, como demostraron los análisis de carbono 14, ¿entonces qué conclusiones científicas se pueden sacar a partir de ahí?

Algunos dieron la noticia de que Willard Libby, uno de los padres de la prueba del carbono 14, dijo que no se había hecho bien la datación de la sábana. Era tan fácil como comprobar que Libby había muerto ocho años antes de que se hiciera esa prueba. Ahora aparecerán muchos de estos, supongo, porque siempre que estamos próximos a la Semana Santa salen bastantes historias de periodismo gilipollas.

¿Entonces qué debemos hacer los periodistas?

Lo que pasa es que es impopular ponerse a pensar porque entonces las mejores historias, las más sorprendentes, se diluyen como un azucarillo. Así que a veces es preferible para el periodismo no investigar demasiado y presentar el supuesto misterio sin tratar de darle una explicación.

Ahora lo tenemos complicado, entre otras cosas, porque en el periodismo actual se pide rapidez y por culpa de esa rapidez de la información en la red tienes cada vez menos tiempo para investigar el trasfondo de la cuestión.  Aunque en Internet hay también mucha información fiable.

Pues mirando en Internet me ha sorprendido el precio de sus libros, ¿por qué Crónicas de Magonia cuesta menos de un euro?

Yo quiero llegar a mucha gente, ese es uno de los objetivos principales. Y bueno, la mayoría de trabajos que hay en este libro ya los había hecho. Además, ya me gano la vida de otra manera.

Es que más de uno le acusa de querer lucrarse con su escepticismo

Y me parece normal que algunos utilicen la acusación de que cobro dinero con el escepticismo, pero creo que si puedes ganar algo de dinero con aquello a lo que te dedicas…

Eso sí, el blog me cuesta dinero de mi bolsillo. Lo importante creo que es denunciar que hay gente que se quiere aprovechar de la credulidad o de la ignorancia de la gente y eso es muy delicado. Especialmente en temas como la salud.

Con ese mismo blog ha crecido su popularidad a través de Internet.

Bueno, no es difícil, es el blog más viejo de España en estos temas. Lo abrí allá por 2003 de manera casi inconsciente, como se suelen hacer estas cosas.

Y Escépticos fue la primera serie de programas de su especie en España, ¿habrá algo más?

El creador de 'Escépticos' (ETB-2), Jose A. Pérez, y el presentador, Luis Alfonso Gámez. (El Correo.com)

El creador de ‘Escépticos’ (ETB-2), Jose A. Pérez, y el presentador, Luis Alfonso Gámez. (El Correo.com)

No lo sabemos, pero a día de hoy te diría que no. Se hizo en el peor momento posible para la televisión. Yo estoy dispuesto, y diría que José también –se refiere a José Antonio Pérez, el otro creador de la serie-.Teníamos como 30 o 40 temas sobre la mesa, no te exagero.

Cambiaríamos muchas cosas ahora si la volviéramos a hacer. Pero es que habríamos cambiado cosas nada más hacerlo. Hemos aprendido mucho con ella.

Pero, ¿cómo llegó hasta aquí?

Yo soy periodista, aunque estudié historia. Después de la carrera hice el máster de periodismo. Me dedico a ello desde el año 89. He trabajado en información local, ahora en científica… Creo que excepto deportes y economía lo he hecho todo.

En su blog Iker Jiménez tiene una categoría para él solito.

Últimamente no le hago caso porque me aburre, yo lo que nunca le perdonaré a un charlatán es que sea aburrido. Ya siempre habla de las mismas cosas.

Ahora mismo me parecen más divertidos los documentales estos que dan en el Canal de Historia que mezclan los aliens y las antiguas civilizaciones. Iker tiene una categoría en el blog porque se lo merece después de todas las tonterías que ha dicho a lo largo de su dilatada carrera. También la tienen otros como Javier Sierra o Juan José Benítez.

¿Pero nunca ha temido enemistarse demasiado con medios y compañeros de profesión?

Es que yo no los considero compañeros de profesión. En vez de periodistas, son misteriodistas, como los llama mi amigo Mauricio Schwarz porque cuando eres periodista tratas de llegar a lo que hay detrás de los misterios, no de venderlos. Ellos cuando hablan de eso son vendedores de humo. Son como los buhoneros de las películas del oeste que vendían crecepelo.

He oído a muchos ufólogos o similares que se definen a sí mismos como escépticos porque no se creen la versión oficial. ¿Podría decir por qué usted se considera a sí mismo escéptico y a ellos no?

Si tú crees que nos visitan extraterrestres desde el 47, que las pirámides las construyeron los alienígenas, si crees en la resurrección, entonces no te puedes calificar de escéptico. Eres un crédulo de tomo y lomo.

Hay gente que dice haber visto extraterrestres, que curiosamente tienen nuestra misma forma. Esa posibilidad no existe. Si hay vida fuera de nuestro planeta, no hay apenas posibilidades de que su forma sea como la nuestra. Pero si tú crees eso demuéstramelo. Ellos hablan de la Versión Oficial como si hubiera una mafia que está detrás de establecer la versión oficial. No hay ninguna mafia, el conocimiento científico se obtiene gracias a la acumulación de datos comprobables.

Recomiéndele un libro –sólo uno- a un estudiante de periodismo

El mundo y sus demonios de Carl Sagan.

Recuerdo leerle menciones a Carl Sagan con bastante frecuencia, ¿Qué le está pareciendo la nueva Cosmos?

Me está gustando mucho, persigue el objetivo de la antigua. El presentador nuevo es muy bueno, la música también y los guiones. Tendrá defectos, ¿pero qué cosa que hagamos no la tiene?

A los de mi generación nos está pasando con la nueva Cosmos como con Star Wars, que ves las nuevas entregas y rememoras ese momento de tu juventud. Aunque sí que es verdad que las últimas tres pelis de Star Wars no tienen perdón.

Muchas gracias, ya le informaré del resultado.

Tutéame, Alberto, por favor.

Gracias, un saludo.

El meme egoísta

Religión, juntos podemos encontrar la cura.

"Religión, juntos podemos encontrar la cura." Avatar de Richard Dawkins en Twitter.

Es lo que se lee en la camiseta que el prestigioso científico Richard Dawkins lleva puesta en su avatar de Twitter.

Esta palabra, avatar, se ha popularizado en los últimos años gracias a Internet. Especialmente gracias a las redes sociales. Igual que otras, como por ejemplo meme.

Meme. La mayoría de personas han oído por primera vez ese extraño término bien entrado el siglo XXI y creen que se trata de la propagación viral de imágenes o videos, en su mayoría chistes, a través de Internet. Sin embargo, el origen de la palabra meme data de un libro del propio Dawkins, El gen egoísta.

Un meme es la unidad teórica de información cultural; es decir, el equivalente cultural a los genes. Dawkins exponía esta teoría en el marco de sus estudios sobre la evolución genética y en contra de las ideas anticientíficas que están en las antípodas del evolucionismo. Ideas como, por ejemplo, el creacionismo o todo lo que huela a religión. Desde entonces este científico está empeñado en ayudar a la gente a desterrar las ideas irracionales de su mente.

Acerca de este libro, dice su autor:

Un editor extranjero de mi primer libro (El gen egoísta, 1976) me confesó que después de leerlo no pudo dormir durante tres noches; hasta tal punto llegó a perturbarlo su, para él, frío y desolado mensaje.

Son las primeras palabras que se pueden leer en Destejiendo el Arcoíris. En este otro libro el inglés trata de redimirse ante los que le acusan de propagar un mensaje nihilista. Ante los que piensan que sin religión la vida no tiene sentido.

Mi título procede de Keats, quien creía que Newton había destruido toda la poesía del arco iris al reducirlo a los colores prismáticos. Keats no podía estar más equivocado (…). La ciencia es, o debiera ser, una fuente principal de inspiración poética

Está empeñado, como vemos, en hacer ver que no transmite un mensaje frío y desolado:

“Vamos a morir, deberíamos sentirnos afortunados. Mucha gente nunca tendrá la oportunidad de morir porque nunca habrá nacido”.

A roja de ateísmo

A roja de ateísmo

Es una de las ideas que suele repetir en sus escritos y conferencias.

Hasta hace poco, en su avatar de Twitter también podíamos ver la A roja, escudo de armas del movimiento ateo. Otro meme internacionalizado a través de la red.

Está tan empecinado en su cruzada antirreligiosa, en convencer a la gente de que el evolucionismo ha destronado a la religión para siempre, que más de uno de sus lectores quizás ni siquiera sepa que Dawkins es etólogo. O quizás ni siquiera sepan que la etología es la rama de la biología y de la psicología experimental que estudia el comportamiento de los animales en el medio en el que se encuentran.

Pese a que una reseña del New York Times Book Review lo celebraba como un escritor que “comprende las situaciones de una forma tan clara que fuerza a que sus lectores también las comprendan”. Hay quien le acusa de ser demasiado plomizo en sus escritos.

Se le acusa de quedarse con su condición de catedrático de Oxford. De no ser lo suficientemente explicativo para la mayoría de la población. De no ser lo suficientemente divulgador pese a que así se le presente muchas veces.

En Internet, ese medio plagado de memes, circula un video que cuenta con millones de visitas: Neil de Grasse, conocido divulgador científico que será uno de los encargados de dar continuidad a la mítica Cosmos de Carl Sagan le reprocha a Dawkins que no sea capaz de hacer esto mismo que hacia Sagan, conectar con la gente para persuadirles. Que no haga más esfuerzo por divulgar hacia la mayoría de la gente.

Dawkins responde con su estilo de gentleman:

“Acepto gentilmente la observación, sólo una pequeña anécdota para mostrar que no soy el peor en esto.”

Y, entre risas tímidas, continúa:

“A un antiguo y exitoso científico editor de la revista Nuevos Científicos le preguntaron cuál era la filosofía en su revista y él dijo: nuestra filosofía en Nuevos Científicos es ésta, La Ciencia es interesante y si no estás de acuerdo que te jodan.”